¡Opsss! Si necesitas algo contacta con nosotros, estaremos encantados de proporcionarte cualquier información :-)
logo
logo

CCG & Olavide

Event Details

  • From: 24/05/2024
  • To: 26/05/2024
  • Starting at: 20:00
  • Finishing at: 00:00

Address

  • Centro Cultural Gran Capitán
  • Granada

En el “año Velázquez”, el Coro de la Universidad Pablo de Olavide y el Coro de Cámara de Granada presentarán en el Festival de Música Antigua de Granada, el 24 de mayo:

“LA VENUS DEL ESPEJO”

Compositoras barrocas italianas y barrocos españoles en tiempo de Velázquez.

Será en 1623 cuando el joven pintor sevillano, tras una exquisita y depurada formación en el céntrico taller sevillano de Pacheco, se dirija a la Corte del Rey Felipe IV para ser “el pintor del Rey”. El proceso en sí, fue casi cinematográfico, con un encargo de un retrato al por entonces archipoderoso Conde Duque de Olivares, que gustó tanto que inmediatamente se expuso públicamente en la villa de Madrid y el Rey quiso que se contratara de inmediato al autor de ese retrato tan impresionante, al joven Diego de Velázquez. A partir de ahí, toda una vida en la corte pero con dos viajes que le dejaron una profunda huella, ambos a Italia. Allí conoce la importancia de la mitología, otros decorados y se adentra en este desnudo inaudito en la época, la misteriosa Venus del espejo, la Diosa romana del amor que posa junto a Cupido.

Velázquez, es siempre reflexivo, su pintura es intencional y la composición es en sí parte esencial del cuadro. Nunca pinta un momento sangriento en las pinturas de batallas, elige un momento anterior o posterior a la contienda, como en “Las lanzas o la rendición de Breda”, no se ceba en el dramatismo, como en “El cristo de Velázquez”, que rebosa eternidad. Ni evidencia las temáticas, como en “Las meninas”, “la Hilanderas” o “Mercurio y argos”.

Dentro de todos los homenajes que se han hecho al genial y universal sevillano, creemos que el panorama musical italiano, con el que se relacionó en sus estancias en Villa Medicis, en Venecia y durante sus viajes por Italia, evidenciaría la calidad de las compositoras italianas, y es por ello por lo que dentro del repertorio propuesto, una parte nuclear serán las partituras de compositoras como Leonora Duarte, Bárbara Strozzi o la primera mujer compositora de ópera, Francesca Caccini.

Será un concierto, pero, tal y como obliga un homenaje a Velázquez, lleno de “intencionalidades”.

El elenco

Coro y solistas de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Ensemble de la Universidad Pablo de Olavide, conformado por:

Violín: Fernando Cornejo

Órgano: Chano Robles

Violone: Miguel Hernández

Guitarra Barroca: Aníbal Soriano

Cítola: Aziz Samsaoui

Multipercusión: David Ruiz

La Colaboración especial

La colaboración de José Hernández Pástor, seguramente el mejor contratenor actualmente de España, con una trayectoria imponente junto a Jordi Savall, Carles Magraner y a los grandes de la música antigua.

Sevilla

Sevilla es una ciudad única a comienzos del siglo XVII, es la puerta de américa y de Europa, dependiendo del sentido del itinerario. En ella se encuentran materiales, pigmentos, resinas y demás utillaje para los pintores de manera única. Es una ciudad llena de vida y de encargos y Pacheco es uno de los más reputados pintores. En su taller se forma Diego, que luego se casará con la propia hija del Maestro. Y será el propio Maestro quien organice su llegada y establecimiento en Madrid.

No pueden faltar obras de Francisco Guerrero, obras del barroco Mejicano con el que tanta relación se tiene ni piezas tan interpretadas en los comienzos del XVII como “todo el mundo en General”

  • Si tus penas no pruebo, Francisco Guerrero (1528-1599). Maestro de Capilla de la Catedral de Sevilla, y retratado por el Maestro de Velázquez, Pacheco.
  • Convidado está la noche, Juan García de Zéspedes (1619-1678), Maestro de Capilla de la Catedral de Puebla, Méjico.
  • Todo el mundo en General, Francisco Correa de Araujo (1584-1654) y texto de Miguel Cid, de quien hay un retrato también de Francisco Pacheco en la Sacristia de los Calices de la Catedral de Sevilla

Madrid

La primera etapa de Madrid, como Pintor del Rey será la coincidencia con Carlos Patiño el “músico del Rey”, formado en Sevilla, discípulo de Alonso Lobo y el primer español en conseguir ser el director de la Capilla Real, algo que siempre se reservaba desde el inicio de los Austrias a músicos de Flandes. Las demás obras, son coetáneas a esta primera etapa de Velázquez en Madrid. Una famosa anécdota de Patiño es cuando solicita a Felipe IV jubilarse, con 60 años, a lo que el rey responde “No acepto [jubilarlo] porque me produce mucha satisfacción y agrado su ciencia de la música… que continúe en su ministerio esperando que tenga salud para poderlo hacer“.

  • Peccantem me quotidie, Carlos Patiño (1600-1675)
  • Marizápalos, Gaspar Sanz (1640-1710), para  guitarra barroca. Es sabido que María Calderón, más bien conocida como «La Calderona» y «Marizápalos», fue una afamada cantante y actriz de teatro, amante del rey Felipe IV, y que fruto de esa relación, nació Juan José de Austria.
  • Vaya de Jácara, Juan Francés de Iribarren (1699-1767) Maestro de Capilla de la Catedral de Málaga.

Italia

La intensa primera visita de Velázquez a Italia, con 30 años, le llevará 5 meses a Venecia, luego estará varios meses en Ferrara y Florencia, una gran estancia en Roma y finalmente Nápoles. Conocerá a los artistas europeos que como él, viajaban al corazón del arte europeo de la época que era Italia. Luego, casi 20 años después vuelve, ya convertido en un artista consagrado, para adquirir, por encargo del Rey, las mejores obras para el Real Alcázar, Velázquez prolongará todo lo posible esta estancia, en la que recorre Génova, Milán, Venecia, Bolonia, Florencia, Parma, Nápoles y Roma. Donde gastará hasta el último de los reales.

  • Aria de Pier Francesco Cavalli (1602-1676), veneciano que junto a Monteverdi, revolucionará la música vocal.
  • Sinfonía”, Leonora Duarte, una compositora de origen portugués pero con influencia en Centroeuropa.
  • S’io men vò moriro”, Francesca Caccini, Aria para Soprano-Bajo de esta compositora importantísima del barroco italiano, la primera compositora de ópera.
  • Silentio nocivo”. Bárbara Strozzi (1619-1677), la compositora veneciana más prolífica e influyente de la época.
  • Aria, Barbara Strozzi.

Madrid

La última etapa en Madrid será en la que alcance la maestría y reconocimiento, pero en la que deberá dejar de pintar, pues su decisión y finalmente aceptación, extraordinaria,  de Caballero de la Orden de Santiago, hacían imposible su dedicación a un arte que implica el trabajo manual.

  • In Paradisum. Antífona gregoriana de la Misa de difuntos, que acompaña la salida del cuerpo del templo, hacia el descanso eterno.
  • Jácara de Fandanguillo, J.F. Iribarren

Jorge Rodríguez Morata y Miguel Rodríguez Rodríguez,

Directores musical y artístico del Coro UPO